Los 4 pilares de una relación de pareja sana

Los 4 pilares de una relación de pareja sana
Comprueba si tienes una relación de pareja saludable y evita las relaciones tóxicas

Amar es cuidar...

Todos en algún momento hemos experimentado el amor, ya sea para la familia, amigos e incluso mascotas de cualquier índole, pero el amor hacia otra persona es otra cosa, es un amor intenso, vivo que se manifiesta de diferentes maneras afectivas.

Las relaciones de parejas para que se mantengan en el tiempo sanamente requieren de mucho cuidado y atención diaria, suelen parecerse a las plantas, es decir, debemos cuidarlas, atenderlas, dedicarles tiempo, para que no se marchiten y se apague, pues así pasa con las relaciones de pareja, atender las diferencias, desacuerdos que puedan surgir durante el día a día es necesario para evitar fisuras.

Evitar la rutina en la pareja es de vital importancia, a pesar de que es una situación normal por la que toda pareja atraviesa durante la relación, cuando esa rutina se prolonga de manera inconsciente, se comienza a generar una situación de aburriendo, monotonía y cansancio entre ambas partes, por lo que aparece el distanciamiento, luego la necesidad de darse un tiempo donde para muchos es el fin de la relación.

Hay ingrediente que se hacen necesario para no caer en rutina como es:

  • Pasar tiempo juntos: es fundamenta en las relaciones de parejas buscar

espacios, salir de la rutina, hacer que la pareja se fortalezca y crezca.

  • Ser detallista: es importante que existan los detalles, pueden ser unos buenos días,

un dulce, una flor, una llamada al día con una palabra de cariño o cualquier otro gesto que indique atención y amor hacia tu pareja.

Existen 4 pilares fundamentales en la relación de pareja para que sea sana:

  • Comunicación asertiva: es la clave para el bienestar de la relación, esto

supone hablar, preguntar, responder, escuchar y hasta negociar, todo ello de manera [asertiva] sin herir a la otra persona. Además de expresar tus sentimientos hacia la otra persona.

  • Respeto mutuo: respetar a tu pareja implica aceptarla por como es, no trata

de cambiar su personalidad, para hacerla a tu conveniencia. Importante no humillarla, ni compararla.

  • Compromiso: proporciona estabilidad y crecimiento en la pareja, esto genera

en la pareja deseos de permanecer juntos siempre. El compromiso se traduce en lealtad, confianza, seguridad y libertad.

  • Responsabilidad: implica mantener viva renovando constantemente la

relación de pareja, trabajar consecutivamente para mantener los pilares en crecimiento.

Hoy en día mantener una relación de pareja saludable no es una tarea fácil, al contrario, es una tarea de todos los días. Tengamos presente siempre que el amor se alimenta día a día y lo esencial es demostrárselo a tu pareja.

¿Y tu, tienes una relación de pareja sana?


Seguro que te ha parecido interesante este artículo, ¿verdad? Entonces haz clic en compartir en los botones de redes sociales que te aparecen más abajo, porque para ti no son más de 3 segundos y a nosotros nos ayuda a seguir añadiendo información interesante para ti.

Comentarios

Escriba su nombre
Escriba su email
Escriba su comentario